Home
Nuestro Colegio

Nuestro Colegio

Somos una comunidad educativa que busca alternativas de convivencia y transformación social, en coherencia con el horizonte institucional en el que se acepta, se asume y se proyecta la propuesta de hombre y comunidad dentro del proyecto de Jesús. Formamos niñas, niños y jóvenes, sensibles a la dinámica de cambio de nuestra comunidad y capaces de responder a las necesidades prioritarias que nos plantea la realidad. Educados en valores, con muchos anhelos de ser eso, claretianos. Con unos proyectos de vida, encaminados a la formación técnica en ensamble y mantenimiento de computadores, y a la humanización de la academia. En un contexto que encierra problemáticas reales de las diversas familias, tales como: violencia intrafamiliar, sobreprotección, falta de acompañamiento en el proceso, ausencia de valores y normas, diferentes estructuras familiares y familias disfuncionales. De igual manera, en nuestro entorno educativo tenemos en cuenta las diversas tendencias de la realidad socioeconómica de la región nortesantandereana y de nuestro país.

En el año 2014 El Colegio Claretiano de Cúcuta orientado en sus dimensiones académica, administrativa y pastoral por la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Misioneros Claretianos), buscará la formación de personas integras y con un proyecto de vida definido. A nivel de pruebas externas logrará demostrar se buen nivel académico, y además consolidará su proceso de brindar herramientas académicas y técnicas que permitan a los educandos transformar su realidad social. Esperamos posicionar a la institución como una de las mejores instituciones educativas privadas en el sector de Atalaya. Los estudiantes manifestaran a través de su comportamiento los valores y principios humanos, cristianos y claretianos. Con respecto a los procesos formativos continuaremos con los procesos formativos de acción, reflexión y acción, para formar estudiantes competentes e íntegros, comprometidos con la vida y la dignificación de la persona. Como itinerario para lograr los mejoramientos de la institución, implementaremos los contenidos temáticos trabajados en cada una de las áreas, estando a la vanguardia con las competencias y estándares que exige el ministerio de educación nacional liderando los proyectos pedagógicos que trabajen el diálogo entre las áreas.

El perfil del educando se define desde el proyecto de alteridad de Jesús de Nazaret, y el talante misionero de San Antonio María Claret. Esta autorrepresentación da sentido a la acción educativa y aúna los esfuerzos formativos en aras de conseguir la formación integral de los estudiantes de la Institución. Siguiendo con una pedagogía consecuente, con la propuesta claretiana de formación en valores ciudadanos y conocimientos académicos; el educando egresado de la institución, tiene la capacidad y competencia técnica en mantenimiento y reparación de computadores de escritorio. Los elementos constitutivos de este perfil propenden por lograr una persona íntegra que:

    • Sea testimonio auténtico de altos valores éticos y morales.
    • Valore y respete la vida y la intimidad propia de las otras personas.
    • Se comunique y esté con los demás como persona comprometida, con capacidad para dialogar, concretar, decidir y realizar el bien común, en la preminencia del interés general sobre particular.
    • Posea un saber social, entendido como un saber cultural y académico, válido para vivir, convivir y proyectarse como una persona segura de sí misma, ubicada sicológica y socialmente.
    • Proteja su salud y la de todos los seres vivos valorando las normas de medicina, higiene con una percepción positiva de su cuerpo y del planeta del cual formamos parte.
    • Sea responsable en el manejo de la libertad, iluminada por la vivencia de valores como la solidaridad; la lealtad, la honestidad, la fe, la sinceridad, la tolerancia, la fraternidad, la justicia, la esperanza, el servicio a los más necesitados y la defensa continua y constante de la dignidad del hombre.
    • Sea una persona cortés, elegante, veraz, puntual, de modales distinguidos, de excelente presentación personal, de firme palabra y de fino vocabulario.
    • Sea cívico, orgulloso de ser colombiano, amante y defensor de la patria, de sus símbolos y tradiciones.
    • Una persona que desarrolle los valores cristianos, orientándolos a la práctica de la caridad en todos los aspectos de desenvolvimiento personal y social.

En el año 2014 El Colegio